En un mapa artúrico no puede faltar Londres, la ciudad donde el joven Arturo extrajo la espada de la piedra, según Godogfredo de Monmouth. Sitúa la ciudad a través del mapa y colócala en tu padlet.